Caso práctico

Los vehículos Cat mantienen a Moët & Chandon burbujeante

Servir sin moderación

En el corazón de su viñedo en la región de Champaña, Moët & Chandon, la marca insignia del lujoso grupo LVMH, utiliza su partenariado con Aprolis para volver a centrarse en su negocio principal y mejorar su eficiencia. Una burbuja de tranquilidad…

Ahora que el periodo vacacional del fin de año ha acabado, fijémonos en uno de los productos estrella de Francia: el champán.

 

EU_Moet_content_images_750x400_1

30 metros bajo tierra, una red de corredores, galerías y bodegas que se extienden y se entrelazan.

Todavía sinónimo de lujo, cordialidad y fiesta, y precedido por un fuerte crecimiento internacional, el champán está consiguiendo resistir la crisis financiera bastante bien. Entre todos los viticultores, cooperativas y cientos de bodegas de champán, una de ellas es particularmente prestigiosa. Fundada en 1743, Moët & Chandon es sin duda la marca de la que más tapones se descorchan por todo el mundo.

Su dirección, avenida de Champagne en Epernay (región 51), es un símbolo de su prestigio y ha recibido a muchas cabezas coronadas y celebridades; pero la mayor parte del éxito de su néctar burbujeante se basa en lo que sucede bajo tierra.

 

EU_Moet_content_images_750x400_2

Las botellas de Moët & Chandon se almacenan aquí para madurar durante 15 meses como mínimo

220 equipos de manipulación a 30 metros de profundidad

Descienda a las profundidades y encontrará una extensa red de cavas en la Champaña, excavadas en tierras calizas durante el siglo XVIII. A 30 metros de profundidad, pasillos, galerías y bodegas se abren en diferentes niveles.

El silencio de este laberinto de 28 km de cavas oscuras sólo se ve interrumpido por visitas guiadas, por algún circuito turístico o por las idas y venidas de alrededor de 220 máquinas de manipulación de materiales.

Alrededor de cien carretillas elevadoras 1.6t Cat® comparten trabajo con 75 tractores Spijkstaal, así como otros 29 vehículos que se usan para transportar personal y 15 carretillas de almacén (apiladores y paletizadoras). Su finalidad es mover y transportar las botellas de Moët & Chandon almacenadas para que maduren durante un periodo mínimo de 15 meses.

“Alrededor de cien carretillas elevadoras 1.6t Cat® comparten trabajo con 75 tractores Spijkstaal, así como otros 29 vehículos que se usan para transportar personal y 15 carretillas de almacén (apiladores y paletizadoras).”

Toda la maquinaria es eléctrica; para evitar emisiones, olores y vibración en este entorno cerrado tan sensible. La maquinaria pronto tendrá algo en común: será de alquiler a largo plazo. Con casi la mitad de la flota todavía en propiedad, Thierry Manteau, jefe de mantenimiento del almacén y del departamento de manipulación, intenta optimizar la organización de la flota y reducir costes. ¿Cómo? Reforzando su partenariado con Aprolis, actual responsable de la otra mitad de la flota que está en alquiler a largo plazo.

Tres ingenieros de Aprolis permanentes

“Nuestro negocio es producir champán, no llevar a cabo el mantenimiento de nuestra flota”, afirma Thierry Manteau. “No estamos especializados en hacer eso por lo que, a partir de 2013, queremos transferir todo este asunto a Aprolis, en quien tenemos absoluta confianza”.

Su “know-how”, como distribuidor exclusivo de carretillas elevadoras Cat y como líder en el mercado de alquiler de maquinaria para manipulación de multi-materiales en Francia, ya es en sí una garantía.

“No somos especialistas en eso (mantenimiento), así que a partir de 2013 queremos transferir todas las actividades de este tipo a Aprolis, en quien tenemos total confianza.”

EU_Moet_content_images_750x400_3

Thierry Manteau, jefe de mantenimiento del almacén y del departamento de manipulación de MHCS, y Pascal Demange, comercial de Aprolis.

Desde 1985, Moët & Chandon ha querido introducir un segundo fabricante de carretillas para diversificar la flota de carretillas Fenwick que ya poseía. Habiendo probado carretillas de las pincipales marcas del mercado, la decision que tomaron fue apostar por carretillas elevadoras Cat. A principios de 2000, Cat se convirtió en la única marca de carretillas que se usa en Moët & Chandon.

Luego, en 2007 la bodega decidió ir más allá y tener todas sus carretillas elevadoras alquiladas a largo plazo. Esta confianza, explica el director de cuentas de Aprolis, Pascal Demange, se debe a la oferta especial que esta compañía propuso. “Nosotros podemos alquilar y hacer el mantenimiento de todo lo que ruede, desde tractores hasta carretillas de almacén y máquinas de limpieza. Somos muy versátiles, y nuestros clientes tienen un único proveedor de servicios que satisface todas sus necesidades. Esto les hace sentirse cómodos”. Así que, como Thierry Manteau no concibe la posibilidad de “contemplar que no se provea el servicio de mantenimiento y las máquinas estén inmobilizadas”, tres ingenieros de Aprolis trabajan permanentemente en las instalaciones. Desde su especializado taller central, proveen mantenimiento preventivo y reparaciones para toda la flota de Epernay.

EU_Moet_content_images_750x400_4

Carretillas EP16NT Cat® en la sala de carga.

Cosechas 100% manuales

Los niveles de servicio aumentan considerablemente durante la época de cosecha. Las cosechas se llevan a cabo siempre manualmente y según la tradición durante un periodo de alrededor de tres semanas entre principios de septiembre y finales de octubre.

Durante este tiempo la flota de Aprolis de alquiler corto entra en juego. Cuarenta y cinco carretillas elevadoras térmicas se utilizan en bodegas ubicadas por toda la region de Champaña para transportar la uva a las prensas. El viñedo de 1.100 hectáreas de Moët & Chandon, el más grande de la zona, produce sólo una parte de la uva, el resto se compra a viticultores asociados.

El conocimiento del sector y de las gentes que trabajan en él posibilita al equipo de Aprolis estar al tanto de las necesidades de sus clientes. “Ellos son partners tanto en el día a día para necesidades y problemas específicos del negocio, así como para propuestas de desarrollo”, nos cuenta satisfecho Thierry Manteau.

Como prueba estos ejemplos:

  • Utilización de neumáticos de alta dureza y totalmente reciclables;
  • Entrega de las primeras carretillas eléctricas de nueva generación , con una batería cuya vida útil es significativamente más larga;
    asesoramiento sobre el uso de combustible en toda la flota, etc.
  • Es cierto que la marca de champán ha estado poniendo en práctica una política medioambiental durante varios años. En particular, Moët fue la primera firma del grupo LVMH que implementó una gestión de desarrollo sostenible, y posee las certificaciones ISO 22000 y 14001.

En la zona de Mont-Aigu, en el corazón del viñedo, se ha construido una sala de fermentación de más de 100.000 hectólitros, que se beneficiará de una estrategia ultramoderna y medioambientalmente innovadora al tiempo que alcanza con exactitud los estándares de calidad franceses HQE (Haute Qualité Environnementale). El hecho de ser los primeros en el sector comercial del champán permite a Moët & Chandon ser “el escaparate y el punto de referencia para otras bodegas de champán”, asegura Thierry Manteau, quien se muestra orgulloso de pertenecer a una marca en la que “siempre se está analizando y a menudo es pionera”.

EU_Moet_content_images_750x400_5

Carretillas EP16NT Cat® con transportador de botelleros

El champán crece fuera

Aunque el mercado global para el champán descendió un 5% durante los primeros nueve meses de 2012, las ventas al extranjero se están disparando. En 2011, cerca de 330 millones de botellas se exportaron a todo el mundo: esto representa un crecimiento de las ventas del 32% en Australia (4,9 millones), del 24% en Rusia (1,3 millones), del 19% en China (1,3 millones), del 14,4% en los Estados Unidos (19,4 millones), del 7% en Brasil (más de 1 millón) y del 6,7% en Japón (7,9 millones). Fuente: Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne (CIVC).

Es importante anotar que para Moët & Chandon, la marca líder de ventas en el mercado mundial, 2012 ha sido un año de crecimiento, con dos clientes principales: Estados Unidos y Japón; y un país que está ganando terreno, China. El 80% de la producción se destina al mercado de la exportación.

EU_Moet_content_images_750x400_6

Carretilla eléctrica EP16CNT de nueva generación.

El arte del giro

¡Girar hasta 50.000 botellas al día a mano! Algo que parece sacado de una película de ciencia ficción es, sin embargo, la realidad para David Vincent y sus dos compañeros “giradores” de la bodega Moët & Chandon. Cuando ha madurado suficiente, girar la botella de champán ayuda a eliminar el sedimento que hace que el champán se enturbie. Una técnica tradicional del champán que consiste en girar cada botella con el cuello hacia abajo para hacer que el sedimento se deslice hacia el cuello y posteriormente pueda ser expulsado totalmente. Por una cuestión de costes, el giro manual que todavía se realiza en los grandes cuvées, está siendo reemplazado cada vez más por los giros mecánicos de palés.

Print

Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Are you human? *